DEPARTAMENTO ESPECIALIZADO LESIONES GRAVES

Son diversas las secuelas graves que pueden resultar tras un accidente, e incalculables los daños, personales, morales y patrimoniales que implican. Secuelas motoras y sensitivas de origen central y medular, pueden dar lugar, a un estado vegetativo persistente, tetraplejía, paraplejía, hemiplejía, síndromes medulares, tetraparesias, paraparesias, síndrome de cola de caballo, monoplejías, monoparesias, etc. Secuelas motoras y sensitivo motoras de origen periférico, provocan la afectación de los nervios sensitivos, neuralgias del trigémino, plejias, monoplejias, monoparesias, lesión del plexo braquial, ciático, etc.

Por otro lado, los trastornos cognitivos y el daño neuropsicológico, pueden dar lugar a síndromes frontales, trastorno orgánico de la personalidad, alteración de funciones cerebrales superiores integradas, trastornos del lenguaje, de la comunicación, amnesia, graves epilepsias, perdidas importantes de la agudeza visual, cegueras, etc.

También, las lesiones graves en el sistema osteoarticular, pueden provocar alteraciones, deterioros, pérdidas, limitaciones y amputaciones, de especial gravedad. De igual forma, lesiones en el sistema cardiorespiratorio, pueden provocar graves secuelas de corazón o limitaciones respiratorias o lesionarse órganos como el hígado, los testículos, los ovarios, con alteraciones hepáticas graves, insuficiencia renal, etc.

Las necesidades médicas presentes y futuras que precisan lesionados de tal naturaleza, son inmensas y requerirán de los servicios de multitud de especialistas médicos, tales como especialista en medicina física y rehabilitación, traumatología, neurología, radiología, otorrinolaringología, urología, neurocirugía, psiquiatría, cirugía general, digestivo, neuropsicología, psicología clínica, fisioterapia, terapia ocupacional, orto protésico, logopedia, trabajo social, nutrición etc. Nuestra experiencia y ámbito de actuación, nos permite seleccionar los mejores especialistas del país, tanto para el tratamiento médico presente y futuro de los lesionados, como para la posterior valoración de sus daños personales y patrimoniales.

Los particulares daños morales complementarios por perjuicio psicofísico, que son sufridos por el padecimiento de determinadas lesiones graves o muerte, requieren un tratamiento especial para una reclamación exitosa. Secuelas de perjuicio estético muy importantes, pueden ser muy graves y requieren una justificación especial. Todo ello supone un perjuicio moral grave o muy grave, por pérdida de calidad de vida tanto del lesionado, como de los familiares de grandes lesionados. Un adecuado planteamiento probatorio, de darse las circunstancias, puede dar lugar a la indemnización por daños morales excepcionales.

Para la reclamación de los gastos de asistencia sanitaria futura, es decir, aquellos que se van a seguir devengando tras la estabilización de estas graves secuelas, como los derivados de prótesis, órtesis, y rehabilitación domiciliaria o ambulatoria, fármacos permanentes, etc., serán precisos ingentes gastos periódicos, que no deben ser soportados por el perjudicado y que han de ser adecuadamente reclamados al responsable, mediante los cálculos actuariales que correspondan, siguiendo los cauces legales previstos al efecto. También son precisas ayudas técnicas, para facilitar las actividades habituales de un gran invalido y permitirle la integración con su entorno tradicional, adaptación de vivienda, y gastos derivados del incremento de los costes de movilidad.

Otra consecuencia patrimonial de estas graves lesiones es la necesidad de sufragar los gastos periódicos, derivados de ayuda de tercera persona, – imprescindible para el desarrollo habitual de la vida de un gran lesionado-, cuyo importe resulta elevado y ha de ser objeto de prueba y capitalización por los especialistas respectivos, antes de ser reclamado al responsable del accidente.

La incapacidad para realizar el trabajo habitual o cualquier trabajo o actividad profesional, presupone una pérdida de ingresos para el resto de la vida del lesionado, que ha de ser objeto de una adecuada y justa reparación indemnizatoria que compense tan importante pérdida patrimonial.

Para lograr el objetivo de la reparación integral de estos grandes inválidos, se hace preciso una actuación multidisciplinar, realizada por reconocidos especialistas en diversas materias, que garantice la exhaustividad de los capítulos resarcitorios, mediante la justificación adecuada de todas y cada una de las partidas que han de ser objeto de reclamación judicial o extrajudicial. En esta labor, este despacho, se encuentra altamente especializado, a fin de garantizar el objetivo de la máxima reparación indemnizatoria